ESPÍRITU DE FAMILIA

Nuestros Fundadores dejaron a la Congregación un fuerte deseo y profundo sentido de fraternidad y vida común.

Nuestra familia está basada, sobre todo, en el amor, la paz y el cariño entre hermanas.

El don de la comunión es un signo identificativo de las hermanas de la Presentación, y de este don se deriva la caridad, la unidad, la pobreza, el compartir todo entre nosotras y con los más necesitados, la acogida para con todos, el ambiente de familia, y la paz como expresión de amor.

Please reload