Cuántas veces nos sentimos perdidos, desorientados, sin norte, sin saber hacia dónde caminar, o en el borde del precipicio.

Y cuando se trata del tema de la vocación aún más, pues nos podemos sentir hasta raros, diferentes, descolocados.

Este espacio pretende ser una ayuda para que te reencuentres con aquello a lo que estás llamado a ser: una persona que tiene una misión y un objetivo en su vida.  alguien que ha sido llamado por dios y que quiere dar sentido y horizonte a lo que está sintiendo y viviendo.

Adelante, no tengas miedo y adéntrate en este misterio que es la llamada de Dios.